Noticia Prueban la eficacia de un mosquito capaz de bloquear la transmisión del dengue




Científicos prueban en una isla de Vietnam una posible vacuna frente al dengue. Su objetivo se basa en liberar mosquitos infectados por una bacteria, que podrían detener la transmisión de esta peligrosa enfermedad.


El dengue es una enfermedad provocada por la picadura de un mosquito, conocido como Aedes aegypti, que previamente hubiera sido infectado por alguno de los cuatro tipos de virus que produce este síndrome.

En particular, se trata de una enfermedad infecciosa cuyos síntomas no difieren mucho de los que tendríamos con una gripe común. Sin embargo, en algunas ocasiones se complica hasta aparecer lo que los médicos llaman dengue hemorrágico, donde además de fiebre, los pacientes afectados pueden presentar problemas graves relacionados con dolor abdominal, vómitos, sangrado abundante de las mucosas o incluso alteración de la consciencia.El dengue es una enfermedad potencialmente mortal

Por desconocida que suene esta enfermedad, cada vez son más los casos de pacientes afectados por la picadura del mosquito. De hecho, como os contamos hace solo unos meses, la Organización Panamericana de la Salud había declarado 2013 como año epidémico del dengue, por el número creciente de personas con esta enfermedad en América Latina y el Caribe, aunque también presenta una incidencia importante en Asia.

Como explicamos en aquel momento en ALT1040, en la actualidad no existe un tratamiento específico contra esta enfermedad. Los profesionales médicos suelen recomendar beber abundante líquido (para evitar problemas de deshidratación) y paracetamol, para así evitar frenar los procesos febriles.

Mosquitos infectados por bacterias, posible vacuna frente al dengue


Debido a que se considera que el dengue es una enfermedad potencialmente mortal, los científicos siguen explorando nuevas vías de tratamiento, por un lado, y por otro, posibles estrategias para bloquear su transmisión, gracias al desarrollo de vacunas.

AJ Cann (Flickr)


Uno de los casos más exitosos se ha producido en Australia, donde el investigador Scott O'Neill trata desde hace dos años de diseñar mosquitos infectados por bacterias, que sean capaces de bloquear la transmisión del mosquito natural, y así contar con una vacuna eficaz para frenar la enfermedad.

Su estrategia se basa en infectar mosquitos con una bacteria, conocida como Wolbachia, y así aprovechar una estrategia natural llamada incompatibilidad citoplasmática.

El truco consiste en que las hembras infectadas pueden reproducirse sin problemas, de forma que su descendencia seguirá infectada. Sin embargo, las hembras que no presenten la bacteria en su seno no podrán reproducirse con mosquitos macho infectados, por lo que se observa una ventaja adaptativa de los mosquitos que estén infectados.

Aunque el uso de esta bacteria para bloquear la transmisión del mosquito del dengue es conocida desde hace años, solo desde 2011 se comenzó a explorar las posibilidades de usar esta estrategia como vacuna frente a la enfermedad.

Se probará la eficacia de esta vacuna en una isla de VietnamTras los éxitos en el laboratorio en Australia, ahora toca comprobar que la vacuna contra el dengue funciona también in situ, es decir, en aquellas zonas donde el mosquito vive de manera habitual.

Por este motivo, se liberarán mosquitos infectados en la isla Tri Nguyen de Vietnam, para conocer si, efectivamente, se consigue bloquear la transmisión de la enfermedad.

Antes de liberar al medio los mosquitos infectados por esta bacteria, los investigadores se han asegurado de que los casi 3.500 habitantes de esta isla estuvieran completamente sanos. Una vez que los mosquitos infectados por Wolbachia les piquen, si todo funciona como está previsto, estas personas no tendrían por qué contraer el dengue. Pronto sabremos si finalmente la vacuna contra esta enfermedad es o no efectiva.











Continúar leyendo...