Noticia “War Machine”, la sátira bélica de Netflix con un insólito Brad Pitt




Netflix lanzó hace poco la película "War Machine" dirigida por David Michôd y protagonizada por Brad Pitt. Se trata de una sátira bélica muy divertida.


Netflix presentó para todos sus suscriptores la película "War Machine / Máquina de Guerra", una película dirigida por David Michôd y con un reparto impresionante: Brad Pitt, Anthony Michael Hall, Anthony Hayes, Topher Grace, Will Poulter, Tilda Swinton y Ben Kingsley.

Lo más importante de esta cinta es que cumple su cometido: es muy entretenida e incluso llega a ser muy divertida. Sin embargo, la crítica que se supone evidencia a través de la sátira no llega a concretarse del todo porque se siente acartonada, un tanto forzada y al final parece desaprovechar los recursos de producción y, sobre todo, su gran reparto.


"War Machine" es una sátira bélica basada en en el libro "The Operators: The Wild & Terrifying Inside Story of America's War in Afghanistan" de Michael Hastings. De hecho es a través de el personaje de un periodista es que conocemos la historia de Glen McMahon (Pitt): un militar de alto rango con una carrera brillante al que se le asigna estar al frente de la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad) durante el conflicto armado en Afganistán y cómo este puesto le cuesta su carrera.



Con este pretexto nos muestra al propio McMahon y a su círculo de inseparables; un grupo de militares con sus propias fortalezas y debilidades. Seguiremos al grupo muy de cerca, así como los hábitos peculiares del propio McMahon: corre 11 kilómetros todos los días (sin importar en el lugar del mundo en donde se encuentre) y duerme apenas 4 horas.


El gran problema de "War Machine" es el manejo de la narración pues no logra mantenerse, sobre todo porque una voz en off nos va llevando en la historia y, aunque es divertida, pertenece al personaje menos esperado: un periodista de la Rolling Stone que está haciendo un reportaje de McMahon. Esto hace que pierda solidez la historia porque el reportero no es del todo relevante, lo conocemos hasta al final de la cinta y su presencia omnisciente no es creíble.




Si bien Brad Pitt ha demostrado la soltura para realizar papeles excéntricos y cómicos, en "War Machine" en ocasiones se siente acartonado, aunque, ciertamente, parece más un problema de la historia que del actor. La película llega a ser muy divertida y toca puntos bastantes sensibles sobre el significado y significante de la guerra en el siglo XXI. Los procesos burocráticos, políticos y de poder son expuestos de una forma que pocas veces logramos apreciar fuera de terrenos de análisis serios.

Netflix está cambiando para siempre la forma de consumir entretenimiento; sus series y películas están cambiando las reglas. "War Machine", por su parte, se alinea más hacia una película convencional, no es tan corta como otras cintas originales de Netflix: alcanza las 2 horas con 2 minutos; además de reunir actores que se destacan por su carrera en Hollywood.



Con todo y sus defectos, "War Machine" se disfruta mucho. Su duración no es un problema en lo absoluto, pero eso sí, el tono a lo largo de la cinta el no es constante; no sabemos con certeza si todo es satírico, si todo es burla, si todo es un drama pero con tintes de comedia. Su falta de enfoque no permite que disfrutemos de los personajes y, más que eso, profundicemos en la crítica que parece bastante importante pero no logra transmitirla.



Es curioso que la participación de Tilda Swinton y Ben Kingsley se resume en un una aparición para la primera y dos para el segundo. Ambos espectaculares, eso sí. Swinton realiza el papel de una periodista alemana crítica de las estrategias de McMahon (Pitt) y el segundo hace el rol del Karzai de Afganistán (de las escenas más absurdas y divertidas de la cinta). Además, hay una aparición muy curiosa de Russell Crowe. (Un tip: verla en su idioma original, las caracterizaciones de los actores son bastante importantes y bien realizados.)

Parece que con Netflix no hay quejas sobre la calidad de sus producciones. "War Machine" está realizada con gran detalle. La guerra nunca lució tan burocrática y pendiendo de los egos más grandes del planeta. Con todo y sus grandes "peros" esta cinta es un título entretenido y divertido que ya se encuentra disponible para todos los suscriptores de Netflix.

Continúar leyendo...