Noticia [Análisis] Waku Waku 7

Seguimos con la colección de análisis breves para juegos de Neo Geo para Nintendo Switch. Si bien ya analizamos el título de lucha más destacado, King of Fighters ’98, en esta entrada toca Waku Waku 7. Este es un juego con muchos menos personajes jugables pero con más humor en el elenco. Como adelanto diremos que es un juego muy irregular pues es mediocre comparado con los juegos de lucha contemporáneos pero único por la inclusión de mecánicas como el Harahara (poder especial de personaje).

Cabe destacar que la versión original del título ha sido actualizada para corregir los errores de optimización que presentaban tanto este juego como los otros de la serie Neo Geo. Dicho esto, pasemos al análisis.



Un juego de lucha con dos caras


Antes de explicar qué significa esto de las dos caras, diremos primero que tiene una única, y bien clara, como juego de lucha retro de hace más de 20 años. Esto significa que estamos ante un juego arcade en 2D repleto de animaciones en los personajes que, visto en la distancia, emana un fuerte y agradable olor a nostalgia.

Hablemos de esta nostalgia. Los juegos de lucha arcade y los beat’em up con scroll lateral fueron sin duda los reyes de los primeros 90. Muchos de los juegos que se realizaban para Mega Drive o Super Nintendo pertenecían a estos géneros y se instaló un hacer parecido por todo el mundo -encabezado por Street Fighter y Battletoads-. Esto se tradujo en una gran especialización de los estudios y dio resultados como el mencionado King of Fighters o el juego que analizamos, Waku Waku 7.

Por lo tanto, rogamos al lector que desconozca estos títulos que se fije en las imágenes, pues así eran los juegos populares hace más de dos décadas. Dicho esto, hay que explicar qué significa que el juego tiene dos caras.



  • La cara buena

El humor y la seriedad en los juegos de lucha nunca han estado reñidos, aunque los grandes juegos en este género han optado más por la seriedad. En Waku Waku 7 no es así, están representadas las dos temáticas. Hay personajes forzudos, bélicos (Dandy, Slash) y personajes que dan la nota (Mauru, claramente). Esta compaginación de ambos elementos constituye la cara buena de Waku Waku 7, puesto que le otorga un encanto especial.

¿Hemos mencionado King of Fighters, verdad? El de 1994 fue tan bueno que supuso la primera piedra de la construcción de Neo Geo. Sunsoft, desarrolladora de Waku Waku 7, sabía de la grandeza del famoso juego de lucha, así que el mismo protagonista de Waku Waku 7, Rai, es una parodia Sie Kinsou, personaje de King of Fighters. Y no es la única parodia que se halla en el juego. Por supuesto, hay que añadir la vertiente paródica dentro del humor que destila el juego, que forma parte de su parte positiva.

Dentro de esta parte positiva también hay que incluir la habilidad Harahara. Todos los personajes (los pocos personajes que hay) tienen una. Es imparable y aumenta el daño de los combos. Claro está, esto permite que en cualquier momento el jugador que va perdiendo de la vuelta a la tortilla. ¡Un acierto para la época!



  • La no tan buena

No obstante, toca hablar ahora de la parte menos acertada del juego. La jugabilidad y los combos en Waku Waku 7 están bien lejos de los grandes títulos que marcaron época como King of Fighters, Street Fighter o Tekken. La poca variedad tanto de personajes como de golpes (pese a que se usan los cuatro botones del Joy-Con emulando los cuatro botones principales de la Neo Geo) deja al jugador ante un título con poco recorrido.

Además, cabe señalar que los Joy-Con por separado, al igual que reseñamos en el caso de King of Fighters ’98, no son el mejor control para este tipo de juegos. Para jugar a dobles habría que jugar al menos con dos mandos completos y, preferiblemente, usando el mando Pro con la cruceta.



Finalmente, añadiremos un apunte estético. Pese a que el juego, como los otros ports de la Neo Geo para Switch, cuenta con varios añadidos como la personalización total de los controles o la posibilidad de subir nuestras puntuaciones en línea (añadido positivo), el estilo en el que se han implementado es cuanto menos detestable: rompe completamente con el arte general del juego. Aunque es evidente que forma parte del sistema de emulación de todos los títulos.

Conclusión


La maravillosa máquina de Nintendo, Nintendo Switch, tiene una sequía grande de títulos de calidad en muchos géneros. La conclusión a la que llegamos en este artículo es que, pese a que no está de más gozar de títulos retro, ni este ni los otros juegos de Neo Geo (salvo Metal Slug 3, tal vez) están a la altura de las circunstancias y suplen el hueco en dichos géneros. En este caso, Waku Waku puede llegar a entretener, claro está, y lo recibimos agradablemente con la nostalgia que lleva consigo, pero ni siquiera fue un gran juego de lucha arcade hace 20 años. Ahora, tampoco.

Continúar leyendo...