Noticia [Artículo] ¿Cómo elegir un smartphone para jugar?

La relativa reciente inmersión de Nintendo en el mundo de los videojuegos para móviles, hace que cada vez más usuarios se planteen en su compra un serie de características enfocadas al gaming dentro de su próximo teléfono. No es para menos, ya que títulos como Pokémon GO, Fire Emblem Heroes, Super Mario Run, Animal Crossing Pocket Camp o Dragalia Lost, son joyas que requerirán que nuestro teléfono funcione a la perfección, bien por el uso del giroscopio y el GPS en algunos casos, por la velocidad del procesador en otros, la memoria RAM y, por supuesto, una conexión a Internet óptima.

A estos títulos, no podemos dejar de añadirles los próximos lanzamientos, como Mario Kart Tour o Dr. Mario World, que serán mucho más disfrutables si contamos con el dispositivo adecuado. Todo ello sin hablar de la ingente cantidad de títulos disponibles en las diferentes stores (tanto de iOS como de Android), cuyas exigencias pueden poner en apuros a los smartphones más limitados. Llegados a este punto… ¿podemos recomendar algún smartphone que pueda garantizarnos jugar a todo sin ningún tipo de problema? Primero prestemos atención a una serie de características.



Un procesador potente: el cerebro de la bestia


Si algo caracteriza a un móvil potente, es su procesador. Hablamos del cerebro del smartphone, lo que hará que todas tus aplicaciones corran con la fluidez necesaria. En este sentido, podemos encontrar varias opciones que harán que tu smartphone procese cualquier tipo de juego sin despeinarse.

Sin embargo, desde nuestro punto de vista, la opción más recomendable es el Snapdragon 855 de Qualcomm, un verdadero bicho capaz de mover todo lo que se le ponga por delante. Eso sí, otras opciones como el Kirin 810 de Huawei o el Exynos 9820 de Samsung, también rinden una más que dura batalla al exponente de Qualcomm.

Que le acompañe una GPU a la altura


La GPU (Graphics Processing Unit) no es más que otro procesador encargado de los gráficos que corren por nuestro smartphone. Es decir, será la encargada de aligerar al procesador central y mover la carga gráfica de los juegos de un manera más o menos fluida.

Aquí, la opción más extendida y recomendable es la Adreno 640, también de Qualcomm, cuyo rendimiento acompañado del Snapdragon 855 da como resultado una verdadera bestia para el gaming a la hora de hablar de smartphones. Con estos dos elementos, ya vamos por el buen camino de un móvil todoterreno que soporte todo tipo de juegos. Pero aún nos quedan más elementos…

Una pantalla para disfrutar


Cuando hablamos de pantalla no debemos fijarnos únicamente en su tamaño, sino también en sus hercios (Hz), sobre todo si queremos un móvil destinado para jugar.

Dichos hercios marcan la tasa de refresco que muestra una pantalla durante su funcionamiento. Es decir, el número de veces que la pantalla del terminal se actualiza por segundo. En la actualidad, lo más extendido en las pantallas móviles son los 60Hz. Sin embargo, al probar una pantalla de 90Hz, notarás bastante la diferencia al jugar de nuevo en una pantalla de tasa inferior.

Por ello, y aunque ya hay pantallas de 120Hz, la mejor recomendación para un móvil gaming equilibrado en calidad-precio, son estos 90Hz que te permitirán disfrutar a tope de tu smartphone.



Memoria y batería, otros pilares básicos en un smartphone para jugar


Por supuesto, no debemos dejar de prestar atención a la memoria del dispositivo. Por un lado, la memoria RAM será fundamental para que el móvil se mueva con soltura y pueda ejecutar diferentes acciones sin trabarse. En este sentido, a partir de los 6 GB de RAM empezarás a olvidarte de este problema. Aunque, si quieres asegurar, 8 GB e incluso 12 GB pueden rematar un móvil perfecto.

Por otro lado, no podemos descuidar el almacenamiento interno del teléfono (sobre todo si no queremos invertir en tarjetas micro SD). Si le vas a dedicar mucho tiempo de juego a tu smartphone, 64 GB se te pueden quedar cortos. De ahí que lo mínimo se establezca en 128 GB, resultando 256 GB una opción mucho más apetecible para estos casos.

No nos olvidemos de la duración de la batería, ya que de nada nos servirá contar con increíbles prestaciones si el teléfono no nos aguanta el tirón. A partir de los 4.000 mAh no tendrás ningún tipo de problema (aunque esto puede depender del tipo de pantalla del teléfono y la potencia del procesador en cuestión).

¿Una opción en el mercado?


Buscando aquí y allá podrás encontrar opciones muy buenas para tener tu smartphone gaming. Basándonos en estas características, hemos dado con uno de esos terminales que puede tener todo lo que necesitas: el Red Magic 3.

Este dispositivo de Red Magic está principalmente enfocado al gaming, contando con unas características casi perfectas para los tiempos que corren: procesador Snapdragon 855 apoyado en la GPU Adreno 640, una pantalla de 6,6 pulgadas HDR Amoled de 90Hz y batería de 5.000 mAh con carga rápida a 18W.

Además, presenta dos configuraciones de memoria: 8GB de RAM + 128 GB de almacenamiento y 12 GB de Ram + 256 GB de almacenamiento. Su precio varía, como era de esperar, pasando de los 479 € en la primera configuración a los 599 € para la segunda.





Su orientación pura al gaming se deja ver también en los accesorios del Red Magic 3, con pads especiales y soportes para jugar.
¿Tenéis opciones como esta para vuestros smartphones gaming? ¡Hacédnoslas saber!

La entrada [Artículo] ¿Cómo elegir un smartphone para jugar? se publicó primero en Nintenderos.com - Nintendo Switch y 3DS.

Continúar leyendo...