Noticia Hearthstone: Heroes of Warcraft, análisis a fondo del juego de cartas que tienes que jugar


Los juegos de cartas parecen estar más de moda que nunca. El coleccionismo y las batallas se han acabado instalando en el mundo de los videojuegos y actualmente existe una serie de alternativas sólidas para poder disfrutar de este tipo de juegos. Hearthstone: Heroes of Warcraft es uno de los recién llegados y a la vez es una de las mejores opciones, apostando por partidas dinámicas y siendo uno de los títulos más entretenidos que he jugado en mucho tiempo. ## Conviértete en un héroe

La referencia es obvia. Todos pensamos al instante en Magic The Gathering, el juego de cartas con mayúsculas. A diferencia de los juegos tradicionales, Hearthstone posibilita que puedas elegir entre nueve héreos diferentes. Cada uno de ellos tiene una habilidad específica, abriendo más el abanico de posibilidades y pudiendo activarse independientemente de las cartas que nos toquen.

Cuando comenzamos sólo podemos jugar con dos héroes y el resto tendremos que ir consiguiéndolos a medida que ganamos batallas contra ellos. Una vez que los tienes todos, será decisivo que elijas que tipo de combos construyes alrededor de cada uno de ellos, haciendo uso de las habilidades específicas de cada uno:

  • Paladín: Uther el Iluminado. Invoca a un "esbirro" 1/1
  • Pícaro: Valeera Sanguinar. Equipa una daga 1/2
  • Chamán: Thrall. Invoca un tótem aleatorio.
  • Mago: Jaina. Hace un punto de daño a objetivo.
  • Brujo: Gul'Dan. Sacrificas 2 vidas, roba una carta.
  • Guerrero: Garrosh. Blindaje, amortiguando 2 puntos de daño.
  • Druida: Malfurión. 1 punto de blindaje y 1 de ataque.
  • Sacerdote: Anduin, principe de Ventormenta. Sana 2 puntos de daño a objetivo.
  • Cazador: Rexaar. 2 puntos de daño a héroe rival.

Cada héroe (es decir, tú), tiene 30 puntos de vida. Una vez que nuestro contador llega a 0: Game Over. Las habilidades sólo pueden ser utilizadas una vez por turno, así que debes escoger sabiamente para no agotar el maná utilizándolas y combinarlas con los combos posibles que proporcionan algunas cartas específicas.

Diferencias y novedades


Desde pequeño he jugado a Magic The Gathering. Si también es tu caso, te encontrarás con una serie de diferencias, siendo algunas mucho más beneficiosas para dinamizar las partidas. Para empezar, olvídate de maná de colores: todas las cartas comparten los mismos "cristales". En el primer turno te dan tu primer cristal, sumándolos de uno en uno y llegando a un máximo de diez.

La restricción no viene por el maná, viene dada por el personaje. Algunas cartas son específicas para cada héroe, mientras que existen muchas comunes, pudiendo hacer muchísimas barajas diferentes. Existen cartas para conseguir un maná extra y al ser homogéneo, podemos por ejemplo robarle una carta al oponente y bajarla sin preocuparnos a que héroe pertenezca.


Como siempre, los primeros turnos son decisivos. Utilizar sabiamente los pocos cristales que tienes hará que desarrolles una partida exitosa o desastrosa. Lo que más me gusta es lo dinámicas que son las partidas, me he encontrado abriendo el portátil en ratos libres (un aeropuerto, pizza en el horno, etc.) y jugar un par de partidas rápidas. Creo que es una de las claves principales, es muy entretenido y digerible.

En los últimos meses no han dejado de salir juegos de este tipo (y más que vendrán). Además de los juegos de Wizards of the Coast, existe una alternativa que sobresale por encima del resto: Scrolls. Creado por Mojang, estudio responsable de Minecraft, también apuesta por juego de cartas coleccionables, aunque lo adapta a un tablero por turnos. Lo compré (15€) tan pronto salió al mercado y lo disfruté mucho, aunque algunas partidas se hacían muy pesadas. Tan pronto pude utilizar la primera beta de Hearthstone ha quedado totalmente eclipsado y no lo he vuelto a abrir.

Golpes con brillo


Una característica común de todos los juegos de cartas es el diseño que presentan. Suele ser uno de los aspectos más cuidados y Hearthstone no defrauda. Basado en el universo de Warcraft, nos presentan una serie de criaturas y tableros con un diseño muy agradable y colorido. La primera vez que lo abres, no parece que te encuentres ante un juego gratuito.



Las voces, que al menos acompañan a la edición en castellano, pueden resultar muy estridentes para algunos usuarios. Puede que coincidan con ese universo Disney-tabernero que en el que te introducen, pero el primer las tuve que desactivar y jugar con mi propia música para no acabar mal de los nervios.

La experiencia general es muy fluida. A pesar de haber probado la beta desde el principio, no he experimentado cortes o fallos repetitivos. Abres el juego y enseguida accedes al menú que te permite seleccionar entre las partidas de un jugador, multijugador, editor de mazos, etc.

Modos de juego


No hay muchas sorpresas aquí. En el modo un jugador puedes enfrentarte a la inteligencia artificial, eligiendo entre los héroes disponibles y los mazos que tengamos. En el modo multijugador podremos enfrentarnos a oponentes aleatorios (los cuales serán seleccionados buscando un nivel similar) o a un conocido que hayamos agregado previamente.

En el modo Arena crearemos una baraja con cartas que nos darán aleatorias, eligiendo una de cada tres que nos presentan y repitiendo este proceso hasta 30 veces. Podremos seleccionar entre tres héroes y nos emparejarán con jugadores de nuestro mismo nivel. La parte negativa es que tendremos que pagar una cuota de entrada con monedas de oro del juego o con dinero real.



Con cada partida iremos ganando experiencia, dinero y cartas (sobre todo si salimos victoriosos), haciendo que tengas más ganas de jugar para seguir avanzando y mejorando tus barajas. Existe una tienda en la que poder canjear nuestro dinero por sobres de cartas y existe la posibilidad de comprar más sobres con dinero real (cosa que nunca he tenido necesidad de hacer).

Finalmente, podremos hacer nuestros mazos personalizados para cada personaje, eligiendo entre las cartas comunes y específicas. Cada vez que iniciemos una batalla podremos decidir entre utilizar un mazo propio o los que vienen predefinidos desde el comienzo. Aunque, a medida que avances y consigas unas mínimas cartas, será necesario que elijas las cartas que más te conviene, por el contrario, estarás totalmente a merced del azar.

9Te gusten o no los juegos de cartas coleccionables te recomiendo que le des una oportunidad por tres motivos:

  • Es entretenido
  • Es gratuito
  • Es entretenido y gratuito

Los que hayan probado previamente juegos similares se ubicarán rápidamente, disfrutando desde el primer momento de todas las horas de diversión que proporciona. Los que sean novatos no tienen nada de lo que preocuparse. Como otros títulos de Blizzard, te van guiando poco a poco y sigue el mantra de este tipo juegos: fácil de aprender, difícil de domar. - Muy entretenido - Diseño cuidado y experiencia fluida - La palabra mágica: gratis - Buen tutorial para novatos- Querrás desactivar las voces y música - Sin amigos es menos divertido - Es una droga











Continúar leyendo...