Noticia Camming: vendiendo sexo a través de la web

Camming.jpg



Internet tiene un lado oscuro que nos llama muchísimo la atención. Si unes la palabra sexo y una webcam tenemos el fenómeno camming que nos cuenta Jamie Barlett a través de su libro La Red Oscura.


El lado oscuro tiene algo que nos llama muchísimo la atención, y no me refiero precisamente a Dark Vader y la saga de películas de Star Wars. En internet podemos encontrar rincones oscuros, ocultos y donde se llevan a cabo negocios al margen de la ley y dentro de la ilegalidad. Un ejemplo claro de ello es la Deep Web, donde podemos encontrar todo tipo de armas, drogas o aparatos electrónicos a la venta. El libro La Red Oscura de Jamie Barlett nos habla de ese mundo, donde muchos video aficionados pueden subir porno casero a la web o utilizar la webcam para ganar una gran cantidad de dinero.

El caso de las camgirls


El sexo a través de webcam o cammming se ha convertido en un profesión brutalmente lucrativa. Internet ha permitido la posibilidad de vender prácticamente cualquier cosa en la red, y el sexo no iba a quedar al margen.

Jammie Barlett ha conseguido analizar en su último libro varios sitios desde los que se puede conseguir porno virtual con cierta facilidad. Rincones como WeCamGirls permiten a mucho usuarios pagar una cantidad por ver ciertos actos sexuales. En este servicio, por ejemplo, es posible establecer un sistema clasificatorio, de este modo los usuarios pueden marcar a las camgirls como favoritos.

Las cantidades que se pueden obtener con estos servicios son muy elevadas. Algunas modelos del Reino Unido pueden ganar en una hora lo que un trabajador normal tardaría en conseguir en una semana.


En una sola sesión participando con otras dos modelos te puedes embolsar fácilmente 780€, aunque lo máximo que he llegado a ganar en una sola sesión asciende a 1.200€.

Son las palabras de Vex, una modelo que trabaja para una de estas plataformas en el Reino Unido y cuyo salario se estima en 50.000€ anuales. Además de el salario que obtienen, muchas de estas modelos tienen listas de regalos en Amazon, donde venden productos vinculados con su vida personal.

Camming-1.jpg


Pero no todo es lujo y dinero en la vida de las camgirls. El lado negativo viene por los chantajes, las amenazas y los trolls. Muchas de estas chicas están constantemente en situaciones de riesgo ya que su identidad puede ser revelada en la red y como consecuencia todos sus amigos y familiares podrían verlas.

La pornografía sigue siendo un negocio lucrativo y en la actualidad existen miles de sitios donde se almacenan fotografías, videos o existe la posibilidad de entrar a salas de chat donde se pude pagar por sexo en directo.

mf.gif







a2t.img
gM-3wvBMIGI


Continúar leyendo...
 

ismaelrivera

Nuevo miembro
24 Ene 2022
1
0
1
32
Madrid
La verdad es que el modelado por webcam si es bastante lucrativo El dia el termino camgirl ya se puede considerar toda una profesion y muy respetada, a diferencia de años anteriores donde era muy menospreciada